¡12 CUOTAS SIN INTERÉS!   ¡ENVÍO GRATIS A PARTIR DE $3.500!

Cómo cuidar la piel sensible:

Mantener la piel hidratada ayuda a proteger tu piel sensible, al igual que mantener un estilo de vida saludable (buena alimentación, ejercicio, reducción del estrés, descanso, dejar de fumar).

Recomendamos utilizar protección solar y retocar cada 2 horas para protegerte de los daños del sol. Incluir la limpieza del rostro en tu rutina para evitar la obstrucción de los poros. Hidratar tu piel con productos que sean específicos para pieles sensibles, hipoalergénicos y que hayan sido testeados en este tipo de pieles.